viernes, 2 de marzo de 2012

BioCultura, la mayor feria de productos ecológicos


Por Free Agent

En 1985, un grupo de ecologistas le plantearon al entonces alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván, celebrar un encuentro de productos ecológicos, una propuesta sin precedentes en este país. Así nació BioCultura, que arranca hoy viernes 2 de marzo 2012 en Valencia. Esta feria de productos ecológicos y consumo responsable que reúne a más de 200.00 visitante -en sus ediciones de Valencia, Barcelona y Madrid- se ha convertido en un encuentro de carácter internacional, uno de los más completos de Europa.

Su directora, Ángeles Parra, cuando se le plantea la duda de si la agroecología no será un sueño en mano de cuatro idealistas responde con una sonrisa en los labios 'la utopia es pensar que se puede seguir con el actual sistema de producción que explota la tierra que abusa de los productos químicos como pesticidas, herbicidas y fertilizantes e implementa las patentes de semillas o las que son transgénicas'. Y aclara que 'la producción ecológica es uno de los sectores que, a pesar de la crisis, sigue creciendo cada año. Los políticos miran hacia otro lado y continúan apoyando a los que se desploman y contaminan. ¡Una vergüenza!'


El respeto a la vida en acción


Ángeles Parra. Foto: Amigos de la Tierra.
Más de 17.000 referencias de productos de alimentación biológica forman el corazón de la feria, además de un amplio abanico de actividades, productos y servicios certificados para la higiene y la cosmética; materiales para la bioconstrucción; energías renovables; muebles y decoración para la vivienda y lugares de trabajo saludables; terapias y medicinas complementarias; ahorro y reciclaje; cáñamo industrial; turismo rural y casas de reposo; juguetes, artesanías, música, libros y revistas. Empresarios, tenderos, prescriptores, importadores, exportadores, cocineros y profesionales de otras muchas artes y disciplinas acuden a BioCultura como el lugar donde seguro encontrarán respuestas y propuestas sostenibles y respetuosas con la vida, la de todas.

Ojalá quienes gestionan este país y aquellos que en un futuro lo harán entiendan que la agricultura ecológica es una realidad necesaria y rentable bajo los parámetros de una lógica de respeto a la que apoyan muchas personasy colectivos. Hemos de comer sí, pero también alimentarnos y la actual oferta de la huerta y la alimentación industrial no ofrece ni calidad, ni salud ni sostenibilidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog